british american tobacco españa - Las leyes que afectan al empaquetado no han tenido un impacto directo de reducción del consumo de tabaco



Bruselas, 4 de mayo de 2011

Un informe internacional de Deloitte, encargado por la tabacalera British American Tobacco, revela que el aumento del tamaño de las advertencias sanitarias y la introducción de imágenes en las cajetillas no han tenido relación directa con la reducción del consumo de tabaco, y llama a cuestionar si medidas como la eliminación de las marcas de tabaco de los empaquetados (iniciativa denominada en inglés “plain packaging”) ayudará a los gobiernos a conseguir sus objetivos sanitarios.

Deloitte considera que su informe, que evalúa 27 países cubriendo un periodo de 14 años, es uno de los estudios independientes más exhaustivos y rigurosos sobre regulación de empaquetado de tabaco elaborados hasta la fecha.

Lawrence Hutter, socio senior de Deloitte en Gran Bretaña, afirmó que estas conclusiones han sido elaboradas por profesionales de la consultora que están especializados en evaluar el impacto de la regulación en distintos sectores y en la economía global. Estos expertos se basaron en criterios de investigación objetiva y en un modelo cuantitativo riguroso:

 “Nuestro análisis no identificó ninguna relación directa estadísticamente significativa entre la regulación que afecta al empaquetado de productos de tabaco (incluyendo el tipo y tamaño de las advertencias sanitarias) y cambios en el consumo de tabaco legal“, afirmó.

El informe también destaca las potenciales consecuencias no intencionadas que se ocasionarían si llegase a prohibir el uso de logotipos de marcas de tabaco en los empaquetados, entre las que se encuentran el incremento del mercado ilegal, la pérdida de ingresos del estado, los posibles costes legales y de compensación de los gobiernos.

Asímismo, el informe también pone en entredicho la efectividad de las legislaciones sobre empaquetado, y sugiere que los gobiernos deberían considerar los eventuales efectos intencionados y no intencionados que tendría introducir un empaquetado estándar sin logotipos o marcas.

 “En consonancia con las buenas prácticas normativas, nuestra sugerencia es que antes de decidir implementar nuevas regulaciones de empaquetado los gobiernos lleven a cabo una investigación seria en estas áreas de impacto”, dice el informe.

British American Tobacco encargó el informe debido a la inexistencia de estudios globales sobre el impacto de las diferentes normativas que afectan al empaquetado de los productos de tabaco, esperando que los distintos gobiernos puedan estudiarlo.


Bede Fennell, Gerente Internacional de Asuntos Regulatorios de British American Tobacco, afirmó que distintos expertos en la material, incluyendo el gobierno Australiano, reconocen que el uso de empaquetados sin logotipos o marcas puede provocar un incremento de las ventas de tabaco ilegal.

“Cuanto más se homogeneicen los empaquetados, más fácil es falsificarlos. El tráfico ilícito de tabaco cuesta a los contribuyentes miles de millones y hace ricos a los criminales. El mercado negro perjudica significativamente a los expendedores de tabaco legítimos y no tiene en cuenta aspectos como la comprobación de la mayoría de edad en la venta, de modo que una iniciativa inicialmente pensada para mitigar el consumo de los menores podría acabar teniendo el efecto contrario”, dijo Fennell.
 
La compañía tabacalera afirma asimismo que prohibir el uso de logotipos o marcas en el empaquetado de tabaco podría infringir varios derechos legales relativos al derecho de marcas y de propiedad intelectual, y ocasionar potenciales gastos a los gobiernos.

Para más información:
Oficina de Prensa central de British American Tobacco
Christina Dona, Kate Matrunola, Catherine Armstrong
+44 (0) 20 7845 2888 (24 horas)

Notas para el editor

  • En 2010  el Gobierno de Australia manifesto su intención de aplicar los empaquetados de tabaco sin logotipos ni marcas en 2012, convirtiéndose así en el primer país que va a aplicar esta legislación.
     
  • Ante la importancia que medidas como esta y otras similares (como la apropiación de espacio en las cajetillas a través de nuevas advertencias sanitarias) tienen para los gobiernos, los consumidores y el sector, British American Tobacco encomendó a Deloitte el desarrollo de un informe internacional y objetivo sobre el impacto potencial, intencionado o no, que estas normativas pueden causar en una serie de áreas.
     
  • El informe está disponible en www.bat.com/deloittereport
     
  • Los contenidos de este informe han sido elaborados por Deloitte en Gran Bretaña y se basan en análisis econométrico y en una amplia revision de información pública disponible, así como en investigación anterior sobre la materia. El propósito de este informe es proporcionar una plataforma para un debate informado y constructivo y facilitar la discusión sobre el tema con las partes interesadas relevantes.
     
  • Los países examinados en el análisis econométrico son Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Egipto, España, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Italia, Japón, Malasia, México, Nigeria, Nueva Zelanda, Pakistán, Polonia, Rumanía, Sudáfrica, Suiza yTurquía.
     
  • British American Tobacco es la segunda compañía del mundo en cuota de mercado mundial con marcas vendidas en más de 180 mercados. En 2010 las compañías subsidiarias del Grupo produjeron 708 mil millones de cigarillos y dieron empleo a más de 60.000 personas. Las marcas internacionales más importantes son Lucky Strike, Pall Mall, Dunhill y Kent.
     
  • Deloitte LLP proporciona servicios de auditoria, impuestos, consultoría y financieros a clientes públicos y privados de muy diversos sectores. Deloitte LLP es el miembro británico de la firma Deloitte Touche Tohmatsu Limited, una red global de empresas con aproximadamente 170.000 profesionales en más de 140 países.

Actualizado el: 29/09/2011 16:23:19 GMT